Calentamiento Global

calentamiento global, global warming, cambio climático, climate change, enviroment, energy

10,4 ± 0,7 Pg de carbono en 2011 y previsto 2,6% más en 2012, las mayores emisiones de la historia humana.


tráficoC

Si sumamos las emisiones procedentes de la quema de combusstibles fósiles, cemento, deforestación y cambios de uso del suelo en 2011 se alcanzó la mayor cantidad de emisiones en la historia humana 10,4 ±0,7 PgC o lo que es lo mismo 38 megatoneladas de CO2. Para 2012 las previsiones apuntan a un incremento del 2,6% en las emisiones procedentes de los combustibles fósiles y cemento, alcanzando  9,7± Pg de carbono, 58% más que en 1990.

En los países del norte se afirman importantes reducciones de emisiones cuando en realidad están enmascaradas por el comercio internacional, así la UE emitio en 2010 localmente el 12% de la emisiones procedentes de combustibles fósiles usados en la zona pero los productos consumidos elevan este porcentaje al 15%.

Las emisiones de CO2 procedentes de la quema de combustibles fósiles y producción de cemento aumentaron un 3% en 2011, con un total de 9,5 ± 0,5 PgC emitidos a la atmósfera (34,7 millones de toneladas de CO2). Estas emisiones fueron las más altas en la historia humana y un 54% más que en 1990 (el año de referencia del Protocolo de Kioto).

En 2011, la quema de carbón fue responsable del 43% de las emisiones totales, el 34% del petróleo, gas 18%, y 5% de cemento. Las emisiones de CO2 procedentes de la quema de combustibles fósiles y producción de cemento se prevé un aumento del 2,6% en 2012, a un récord de 9,7 ± 0,5 PgC (35,6 millones de toneladas de CO2).

Los mayores contribuyentes a las emisiones globales en 2011 fueron China (2,5 PgC, 28%), Estados Unidos (1,5 PgC, 16%), la Unión Europea (UE-27; 1,0 PgC, 11%) e India (0,6 PgC, el 7% ).

Las contribuciones al crecimiento de las emisiones globales en 2011 fueron mayores de China (0,226 PgC anteriormente los niveles de 2010, un 9,9% de crecimiento) y la India (0,043 PgC, 7,5%).

Las emisiones procedentes de EE.UU. se redujeron en 0.028 (-1,8%) y la UE-27 por 0,029 PgC (-2,8%).

Las naciones en desarrollo representaron el 60% del total de emisiones en 2011.

Promedio de las emisiones per cápita de los países desarrollados (Anexo B) fueron 3.0tC/person, varias veces más grandes que las de los países en desarrollo (no Anexo B), que fueron 0.9tC/person. Las emisiones per cápita de China fueron de 1,8 tC / persona y ahora están cerca de la media de 2,0 en la UE-27. Las emisiones per cápita de la India fueron muy inferiores a 0,5 tC / persona.

Las emisiones basadas en el consumo asignan emisiones a los que consumen bienes y servicios  (no en los que se producen y liberan emisiones). La transferencia neta de emisiones a través del comercio internacional entre los países en desarrollo (no Anexo B los países) y los países desarrollados (países del Anexo B) se ha incrementado de 0,03 PgC en 1990 a 0,38 PgC en 2010, con una tasa de crecimiento promedio anual del 10%.

El aumento de las transferencias netas de emisiones de 0,35 PgC 1990 a 2008 se compara con la reducción de emisión de 0,2 PgC en los países desarrollados. Este marco contable trata de abordar el problema creciente de países externalización de emisiones de CO2 por consumo de bienes, que son fabricados fuera del país.

En 2010 (el año más reciente con datos de consumo), los mayores emisores desde una perspectiva territorial basada fueron China (26%), EE.UU. (18%), UE (12%) e India (7%), mientras que los mayores emisores desde una perspectiva basada en el consumo fueron China (22%), EE.UU. (18%), la UE (15%) y la India (6%).

Las emisiones de CO2 derivadas de la deforestación y otros cambios de uso del suelo fueron de 0,9 ± 0,5 PgC en 2011. Para el período 2002-2011, uso de las tierras de cambio representaron el 10% de todas las emisiones de la actividad humana (el combustible fósil, el cemento, el uso del suelo).

Los datos sugieren una tendencia al descenso global de las emisiones de cambio de uso de la tierra en particular desde 2000. La implementación de políticas de tierras nuevas y de mayor aplicación de leyes para detener la deforestación ilegal y la reforestación y la regeneración de nuevas áreas previamente deforestadas todo podría haber contribuido a esta disminución. Las emisiones totales de la actividad humana en 2011 (combustible fósil, el cemento, el uso del suelo) fueron de 10,4 ± 0,7 PGC.

Las emisiones provenientes del cambio de uso del suelo fueron de 36% de las emisiones totales de humanos en 1960, el 18% en 1990 y 9% en 2011. La incertidumbre para todas las estimaciones de las emisiones de cambio de uso de la tierra sigue siendo grande.

Las emisiones de CO2 derivadas del cambio de uso del suelo se basan principalmente en estadísticas forestales de la Organización para la Alimentación y la Agricultura y el método contable, e incluyen la variabilidad interanual de las deforestaciones basa en la actividad del fuego a partir del año 1997 en adelante

Trayectorias actuales de las emisiones de combustibles fósiles cabalgan sobre las peores proyecciones  utilizados en el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC). La trayectoria actual corresponde a una temperatura de 4 ° C a 6,1 ° C por encima de la época preindustrial para 2100.

Del total de las emisiones procedentes de las actividades humanas durante el período 2002-2011, el 46% acumulado en la atmósfera, el 26% en el océano y el 28% en tierra. Durante este período, el tamaño de los sumideros naturales han crecido casi al mismo ritmo que el crecimiento de las emisiones, aunque año a año variabilidad es grande. Fenómenos climáticos como el calentamiento-Oscilación del Sur El Niño Incluso puede transformar el sumidero terrestre red en una fuente neta en un periodo breve.

La tasa de crecimiento anual de CO2 atmosférico fue de 1,70 ± 0,09 ppm en 2011 (ppm = partes por millón), ligeramente por debajo de la tasa de crecimiento promedio de 2 ppm de los últimos 10 años (2002-2011). La tasa de crecimiento promedio para la década 1990-1999 fue de 1,5 ± 0,1 ppm, y fue de 1,6 ± 0,1 para el decenio 1980-1989. La concentración de CO2 en la atmósfera es de 390 ppm en el año 2011, en promedio, 40% por encima de la concentración en el comienzo de la Revolución Industrial (aproximadamente 278 ppm en 1750). La concentración actual es la mayor durante al menos los últimos 800.000 años. La acumulación de CO2 en la atmósfera en el año 2011 fue de 3,6 ± 0,2 Pg C, con un total acumulado de 161,3 PgC desde el comienzo de las mediciones  de la atmósfera de alta precisión en 1959 y 240 PgC desde 1750. Las tasas de acumulación de CO2 en la atmósfera se ven influidas tanto por las emisiones antropógenas como por la absorción por los sumideros netos naturales (mar y tierra), y su variabilidad interanual es grande.

Fuente: Global Carbon Budget

14 diciembre 2012 Posted by | 2011, Calentamiento global, Cambio Climático, COP18, emisiones, Global warming, Medio Ambiente | , | 2 comentarios

El Calentamiento Global ocurre ante nuestros ojos pero nuestros gobiernos parecen ciegos


Comunicado de prensa del la Organización Meteorológica Mundial 28 de noviembre de 2012

2012: Récord del deshielo marino en el Ártico, múltiples fenómenos extremos y altas temperaturas

GINEBRA/DOHA, 28 de noviembre de 2012 (OMM) – Los años 2001 a 2011 se cuentan entre los más cálidos de los que se tiene registro y, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), los diez primeros meses del presente año apuntan a que, con toda probabilidad, 2012 no será una excepción a la regla pese al efecto de enfriamiento del episodio de La Niña con que se inició el año.

Además, en la versión provisional de la Declaración anual de la OMM sobre el estado del clima mundial para el presente año se ponen de relieve el récord sin precedentes que alcanzó el deshielo marino en el Ártico y los múltiples fenómenos meteorológicos y climáticos extremos que afectaron a numerosas partes del mundo. La Declaración se ha publicado hoy para información de los negociadores asistentes a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Doha (Qatar).

De enero a octubre de 2012 se dio el noveno período más cálido comprendido en esos meses desde que se iniciaran los registros en 1850. Las temperaturas mundiales de la superficie del océano y de la tierra durante ese período fueron superiores en torno a unos 0,45 °C (0,81 °F) a la media de 14,2 °C correspondiente al período 1961-1990, según la Declaración.

El año empezó con un episodio de La Niña entre débil y moderado, que se formó en octubre de2011. Por lo general, la presencia de ese fenómeno al comienzo de un año suele traer aparejada una disminución de las temperaturas mundiales y 2012 no ha sido una excepción. Tras terminarse el episodio de La Niña en abril de 2012, las temperaturas oceánicas y terrestres mundiales fueron aumentando mes a mes cada vez más, por encima de la media a largo plazo. La media correspondiente al semestre de mayo a octubre de 2012 se situó entre las cuatro más cálidas registradas para ese período.

“La variabilidad natural del clima, causada por fenómenos como El Niño y La Niña, influye
en las temperaturas y las precipitaciones en una escala estacional a anual. Sin embargo, no altera la tendencia a largo plazo de subida de las temperaturas, que tiene su origen en el cambio climático resultante de las actividades humanas”, dijo el Secretario General de la OMM, señor Michel Jarraud.

“La extensión de hielo marino en el Ártico alcanzó un nuevo mínimo. La velocidad alarmante a la que se está produciendo el deshielo en esa zona este año ha puesto de relieve los profundos cambios que están teniendo lugar en los océanos y en la biosfera. El cambio climático se está produciendo ante nuestros ojos y seguirá haciéndolo como consecuencia de la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, que ha aumentado de manera constante y ha vuelto a alcanzar nuevos récords”, añadió el señor Jarraud.

El 16 de septiembre se registró la menor extensión anual del hielo marino del Ártico
—3,41 millones de kilómetros cuadrados— desde que comenzaran los registros satelitales. Esa extensión fue un 18% menor que el récord mínimo anterior, del 18 de septiembre de 2007. La extensión mínima de 2012 fue inferior en un 49 por ciento —cerca de 3,3 millones de kilómetros cuadrados (superficie casi equivalente al tamaño de India)— al promedio mínimo de 1979 a 2000. Entre marzo y septiembre de 2012 se fundieron unos 11,83 millones de kilómetros cuadrados del hielo del Ártico.

El 4 de diciembre de 2012 la OMM publicará un informe titulado “Un decenio de extremos” sobre el estado del clima correspondiente al decenio de 2001 a 2010. En el informe se pondrá de relieve la tendencia al calentamiento observada durante el pasado decenio en todo el planeta, en sus continentes y océanos, y se indicarán sus repercusiones en la salud, la seguridad alimentaria y el desarrollo socioeconómico.

Aspectos destacados de la Declaración provisional de 2012

Temperaturas: durante los diez primeros meses de 2012 se dieron temperaturas superiores a la media en la mayoría de las zonas de la superficie terrestre del globo, sobre todo en América del Norte (registrándose las más cálidas en el territorio continental de Estados Unidos de América), el sur de Europa, el oeste y el centro de Rusia, y el noroeste de África. En gran parte de América del Sur y en África se dieron temperaturas superiores a las normales durante los diez primeros meses del año, dándose las temperaturas más anormalmente altas en zonas del norte de Argentina y en el norte de África. En gran parte de Asia se dieron temperaturas por encima de la media, mientras que en algunas zonas del norte de China las temperaturas estuvieron por debajo de la media. En Asia meridional y el Pacífico las temperaturas también fueron predominantemente más cálidas de lo normal, excepto en Australia.

Extremos: en todo el mundo se produjeron fenómenos extremos, pero algunas partes del hemisferio norte se vieron especialmente afectadas al producirse en ellas múltiples fenómenos extremos durante el período de enero a octubre de 2012:

  • olas de calor: durante el año se produjeron importantes olas de calor en el hemisferio norte, dándose las más destacadas de marzo a mayo en todo el territorio continental de Estados Unidos de América y Europa. Durante las olas de calor de marzo de 2012 se dieron muchos casos de temperaturas sin precedentes en Europa y se registraron casi 15000 récords diarios nuevos en todo Estados Unidos. En Rusia tuvo lugar el segundo verano más cálido registrado desde 2010. En verano se batieron numerosos récords de temperatura en Marruecos.
  • sequías: según el United States Drought Monitor (proyecto para el control de las sequías de Estados Unidos), al 25 de septiembre de 2012 en casi dos tercios del territorio continental de Estados Unidos (el 65,5 por ciento) se estaba dando una sequía de magnitud moderada a excepcional. Se dieron condiciones de sequía en zonas del oeste de Rusia y de Siberia en junio y julio, y en el sureste de Europa, los Balcanes y algunos países mediterráneos durante el verano. En China, en la provincia de Yunnan y en el suroeste de la provincia de Sichuan, se dio una sequía grave durante el invierno y la primavera. En el norte de Brasil tuvieron lugar las peores sequías en 50 años. En Australia, la precipitación total de abril a octubre fue un 31 por ciento inferior a la media.
  • inundaciones: en muchas zonas del oeste de África y el Sahel, en particular Níger y Chad, hubo graves inundaciones entre julio y septiembre debido a una temporada de monzones de intensa actividad. Las fuertes lluvias caídas desde finales de julio hasta principios de octubre provocaron unas inundaciones excepcionales en toda Nigeria. En partes del sur de China se dieron las lluvias más fuertes de los últimos 32 años durante abril y mayo. En septiembre el monzón causó inundaciones devastadoras en Pakistán. En el centro de Argentina y en zonas del norte del país se produjeron precipitaciones e inundaciones récord en agosto, y en algunas zonas de Colombia se dieron precipitaciones fuertes durante gran parte del año.
  • nevadas y frío extremo: en el continente euroasiático se produjo un período frío desde finales de enero hasta mediados de febrero, que destacó por su intensidad, duración y las repercusiones que tuvo. En el este de Rusia a finales de enero las temperaturas oscilaron entre -45°C y -50°C. En varias zonas del este de Europa se notificaron temperaturas mínimas de tan solo -30°C, llegando a darse temperaturas por debajo de -40°C en algunas zonas del norte de Europa y en el centro de Rusia.

Ciclones tropicales: laactividad de los ciclones tropicales a escala mundial durante los diez primeros meses estuvo muy cerca de la media de 85 tormentas del período 1981–2010, pues hubo un total de 81 tormentas (velocidad del viento igual o superior a 34 nudos o 63 kilómetros por hora). En la cuenca del Atlántico la actividad de la temporada de huracanes fue superior a la media por tercer año consecutivo, con un total de 19 tormentas de las que diez alcanzaron la categoría de huracán, entre las que destacó Sandy, que causó estragos en todo el Caribe y la costa este de Estados Unidos. Asia oriental se vio gravemente afectada por potentes tifones a lo largo de todo el año. El tifón Sanba fue el ciclón más fuerte de todos los que hubo en 2012 en el mundo. Afectó a las Filipinas, Japón y la península de Corea, desencadenando lluvias torrenciales y provocando inundaciones y deslizamientos de tierra que afectaron a miles de personas y causaron millones de daños en dólares de Estados Unidos.

Notas de antecedentes

La declaración provisional se hace pública con ocasión de la 18ª Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que tendrá lugar en Doha (Qatar). En marzo de 2013 se publicarán la información y las cifras definitivas para 2012, basadas en datos sobre el clima procedentes de redes de estaciones meteorológicas y climáticas terrestres, así como de buques, boyas y satélites. Así, el análisis de las temperaturas mundiales que realiza la OMM reposa principalmente en tres conjuntos de datos complementarios. Uno es el conjunto de datos combinados que mantienen al día el Centro Hadley de la Oficina Meteorológica de Reino Unido y la Unidad de investigación climática de la Universidad de East Anglia (Reino Unido). El segundo es el conjunto de datos que mantiene la Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera (NOAA) y el tercero procede del Instituto Goddard de Investigaciones Espaciales (GISS), cuyo funcionamiento está a cargo de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA). Además, se obtiene información adicional del conjunto de datos basados en los reanálisis de ERA-Interim que mantiene el Centro europeo de predicción meteorológica a medio plazo (CEPMMP).

El 21 de noviembre la OMM publicó su Boletín anual sobre los gases de efecto invernadero, que está disponible en la página web del programa de la Vigilancia de la Atmósfera Global de la OMM: http://www.wmo.int/gaw

HadCRUT4 enero a octubre de 2012
Anomalía de la temperatura cerca de la superficie (ºC) con respecto a 1961-90


Anomalía de la temperatura media mundial ºC
Centro Hadley de la Oficina Meteorológica de Reino Unido y Unidad de investigación climática
Centro Nacional de Datos Climáticos de la NOAA
Instituto Goddard de Investigaciones Espaciales de la NASA

Anomalías de las temperaturas oceánicas y terrestres mundiales
de enero a octubre con respecto a la media de 1961-1990
Anomalías de las temperaturas (grados Celsius)

Fuente: OMM

28 noviembre 2012 Posted by | 2012, Calentamiento global, Cambio Climático, Climate Change, COP18, Global warming | Deja un comentario

Variabilidad climática mayor de la esperada el los próximos 50 años


Un reciente artículo publicado en Nature Climate Change mantiene que la variación natural del clima originada por las fluctuaciones atmósfericas a largo plazo y oceánicas como la Oscilación del Pacífico o la Oscilación multidecadal del Atlántico puede ocacionar fuertes diferencias zonales en la manifestación del Calentamiento Global en Europa y América del Norte que podrán afectar en un periodo que puede durar hasta 50 años. Así unas zonas pueden sufrir un calentamiento mucho más grande que la media mientras que otras zonas pueden no verse muy afectadas e incluso enfriadas. Es decir, los efectos del Calentamiento Global pueden tener amplias variaciones zonales en este periodo, hasta que el calentamiento se manifieste en todas la área

Estas afirmaciones tienen gran importancia en las predicciones regionales y por ello en las propuestas de adaptación al cambio climático.

Los hallazgos del informe aportan luz para las observaciones de la variación del clima en Europa que se ha calentado más rápido de lo que mostraban las predicciones de los modelos climáticos.

Fuentes: Nature Climate Change  y RealClimate

 

 

http://www.realclimate.org/index.php?p=13376#ITEM-13376-0

20 noviembre 2012 Posted by | Calentamiento global, Cambio Climático, Global warming, Medio Ambiente, temperatura | Deja un comentario

Significativas anomalías y eventos climáticos septiembre 2012


Significativas anomalías y eventos climáticos septiembre 2012

Principales sucesos climáticos setiembre 2012

30 octubre 2012 Posted by | 2012, Calentamiento global, Cambio Climático, Climate Change, Global warming, Huracanes, inundaciones, Sequía | Deja un comentario

2012 rompe el record extensión de hielo de 2007 en el Ártico un mes antes.


Fuente: Criosphere Today

Fuente: Criosphere Today

Los gráficos de la cabecera de Calentamiento Global se actualizan a la vez que lo hace las páginas de los que provienen y tanto las informaciones de otras páginas como Realclimate, Criosphere Today o la japonesa IARC-JAXA.

Este record está ocurriendo cuando aún falta casi un mes para la fecha en que se suel alcanzar este mínimo, por lo que aún seguirá disminuyendo la extensión de hielo en el Ártico.

El deshielo se está produciendo a un ritmo de más de 99.000 km2/día, es decir más que toda Andalucía y una España cada cinco días.

Los seis años de mínimo hielo registrado con satélite en el Ártico son los seis años compendidos entre el anterior record de 2007 hasta este de 2012.

El deshielo del Ártico, además de ser uno de los indicadores del avance del Calentamiento Global,  nos priva de una gran superficie reflectante que al desaparecer permite que una cantidad mayor de energía del Sol sea capturada por el mar elevando así su temperatura y este mar más calido provocará mayores deshielos, generando una espiral de retroalimentación.

Otra retralimentación se produce con el deshielo del permafrost que circunda al Polo Norte,  este deshielo libera metano, CH4, gas de efecto invernadero 25 veces más potente  que el CO2.

Mientras tanto sin noticias de acuerdos internacionales para reducir al emisiones ni liberar fondos para la adaptación a un clima cada vez más hostil a nuestra civilización y los ecosistemas actuales.

27 agosto 2012 Posted by | 2012, Calentamiento global, Cambio Climático, Climate Change, Global warming, TOP 10 | 4 comentarios

El Cambio Climático está aquí y es peor de lo que pensabamos


Jim Hansen, jefe director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la Nasa verá publicado en unas horas en Proceedings of the National Academy of Sciences su último estudio, basado es estadísticas de los últimos seis decenios y que le sirven para afirmar que fenómenos como la ola de calor de 2003 en Europa, la de Moscú de 2010 o la que está sufriendo actualmente los EE.UU son fruto del actual Calentamiento Global.

Hasta ahora los científicos afirmaban que fenómenos climáticos extremos eran ejemplos que indicaban lo que podría llegar, pero no podía establecerse la relación causa efecto aún.

En el documento a publicar recoge que los eventos extremos más cálidos de lo normal han pasado a afectar del 0´1%-0.2% en la primera década al 10% en la última, evidenciado el inncremento de estos fenómenos impulsado por el Calentamiento Global

Si quiere puede esperar a su publicación, pero desde aquí puede descargarte el borrador.

6 agosto 2012 Posted by | 2012, Calentamiento global, Cambio Climático, Climate Change, Global warming | 2 comentarios

Los últimos doce meses, los más cálidos en EEUU


Después de haber tenido el verano en marzo con miles de estaciones rompiendo sus records anteriores de temperatura, hasta 33ºF ó 18,6ºC más, ahora las agencias climatológicas norteamericanas publican que durante el período que va de mayo de 2011 hasta abril de 2012 se ha batido el record histórico de temperatura media en los estados contiguos de EEUU.

Los últimos doce meses fueron los más cálidos en un periodo de doce meses en la historia de EE.UU., dijo la NOAA, National Climatic Data Center (CNDC) el martes, en su publicación mensual “Estado del Clima”. Las temperaturas en los estados contiguos de EE.UU. durante mayo 2011 – abril de 2012 rompieron el récord anterior de período de 12 meses más cálido, establezcido en noviembre 1999-octubre 2000, en 0,1 ° C. En los últimos doce meses han destacado segundo verano más caliente de Estados Unidos, el cuarto invierno más cálido, y el marzo más cálido registrado. Veintidós estados alcanzaron el record para el período de 12 meses, y adicionalmente en diecinueve estados los registros se situaron entre los diez primeros. NOAA dijo que el 1-abril 2012 fue también el período de enero más caluroso – período de abril desde el mantenimiento de registros comenzó en 1895. La temperatura media de 45,4 ° C durante enero – abril 2012 fue 5.4 ° F por encima del promedio del siglo 20 para el período, y rompió el récord anterior establecido en 2006 por un margen inusualmente grande – 1.6 ° C.


Figura 1. Los diez más cálidos períodos de 12 meses en los estados contiguos de EE.UU. desde el comienzo de registros en 1895. Crédito de la imagen: NOAA / NCDC.


. Figura 2 La temperatura media de 45,4 ° C durante enero – abril 2012 fue la más cálida registrada: 5,4 ° C por encima del promedio del siglo 20 para el período, y fue de 1,6 ° C por encima del récord anterior establecido en 2006. Enero – abril, las temperaturas han aumentado en aproximadamente 1,9 ° C por siglo desde 1895. Crédito de la imagen: NOAA / NCDC.

Fuente: Dr. Jeff Masters’ WunderBlog

En nuestro país se ha registrado el invierno más seco en 70 años.

9 mayo 2012 Posted by | 2012, Calentamiento global, Cambio Climático, Climate Change, Global warming, Sequía, temperatura, TOP 10 | Deja un comentario

Repsol-IPF, IPF nacionalizada por Argentina nacionalismos y productivismo


Entre la pared argentina y la espada española: notas sobre la expropiación de YPF

In cambio climático, cooperación internacional, Economía, energía on 18 abril 2012 at 8:00

Por Florent Marcellesi

El conflicto diplomático abierto entre los gobiernos español y argentino por la expropiación de YPF tiene todos los ingredientes geopolíticos para convertirse en las “Malvinas de la energía”. Con argumentos ideológicos y estratégicos de diferentes índoles, ambos gobiernos recurren sin embargo a patrones patrióticos clásicos que, una vez más, esconden uno de los retos del futuro: superar la crisis energética y climática, es decir el final de la era del petróleo barato y abundante y el cada vez más irreversible cambio climático debido principalmente a la quema de combustibles fósiles, así como sus (retro)consecuencias sociales y económicas. Hagamos pues un repaso rápido de la situación y perspectivas.

El 16 de abril, tras meses de una táctica tradicional de acoso y derribo a Repsol-YPF (para que cayera el precio de sus acciones), la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anuncia la expropiación de YPF, filial de Repsol en Argentina, mediante la compra del 51% de su capital. 90 años después de la creación de YPF y 20 años después de su privatización a favor de la transnacional Repsol en la época de liberalización y ajustes estructurales en los países del Sur (apoyada, por cierto, por la pareja Kirchner), YPF vuelve (casi) a la casilla de salida.

El gobierno español no ha tardado en responder con vehemencia. El ministro de Industria, Manuel Soria, ha declarado ni más ni menos que “es una decisión contra España y los españoles, no solo contra Repsol”. Más allá de que Repsol tenga menos de un 50% de capital español y de que sea grotesco asimilar los intereses de la ciudadanía española con los de los accionistas de una empresa privada, el tono catastrófico empleado recurre al más clásico patriotismo económico tintado de neocolonialismo (el control del oro negro en los países del Sur para garantizar un crecimiento con seguridad en el Norte) y de neoliberalismo (la promoción de los intereses de una multinacional de régimen privado y aficionada a los paraísos fiscales como motor del interés general). Nada mejor en tiempo de crisis que el repliegue identitario y belicista para unirse contra un enemigo común y olvidar —por unos días— la austeridad y los recortes, lo que ha surtido efecto con el apoyo del PSOE, CCOO y UGT. Mientras tanto, los partidos nacionalistas han hecho prueba de su capacidad de contorsión según se traten de intereses de clase o nacionales: CiU y PNV han privilegiado los intereses del capital, mientras que la izquierda abertzale, que lo tenía más fácil en torno al doble eje nacional vasco y socialista, ha saludado de forma efusiva la soberanía e independencia del pueblo argentino.

Si bien llego a coincidir con IU y otros movimientos de izquierdas en que la decisión del gobierno argentino es legítima y que seguramente los recursos naturales no tendrían que estar en manos de intereses privados que solo buscan rentabilidad económica y han cometido una serie de injusticias sociales y ambientales, al mismo tiempo no podemos obviar varias crudas realidades. Como bien dice Ecologistas en Acción, que saluda la decisión como un paso necesario, las razones por las que el Gobierno argentino se está planteando la nacionalización no son precisamente las ambientales. Argentina atraviesa una profunda crisis social y Fernández de Kirchner necesitaba también una medida fuerte para calmar los ánimos por los precios energéticos en el sector del transporte, garantizar divisas para pagar la deuda externa, bajar su factura energética y asentar su poder surfeandosobre la ola de la soberanía nacional que arrasa América Latina. Por el momento, es demasiado pronto para saber dónde recaerán los beneficios de esta re-nacionalización, si en el pueblo o en los oligarquías locales. Lo que está claro es que no marca ni mucho menos el fin del capitalismo (a lo mejor un empuje del capitalismo de Estado frente al capitalismo financiero), ya que el proyecto de ley de expropiación postula que la exploración y explotación (que seguramente necesitará una inversión de 25.000 millones de dólares en una década) se harán en base a “capitales públicos y privados, nacionales e internacionales”.

Pero sobre todo, no se nos tendría que escapar que detrás de esta estrategia se encuentra la voluntad no solo de controlar los recursos naturales sino de explotarlos con aún más determinación, abriendo más frentes para aumentar la capacidad de producción. Si nos fijamos de nuevo en el proyecto de ley de expropiación, además del bondadoso objetivo de “autoabastecimiento”, se trata de la explotación de “hidrocarburos convencionales y no convencionales”. Recordemos, y no es casualidad, que Repsol-YPF, descubrió el año pasado en la región argentina de Vaca Muerta el segundo mayor yacimiento de gas de pizarra (después de China) donde podrían ver la luz unos 2.000 pozos. Este gas requiere ni más ni menos que el mismo tipo de tecnología que hoy se propone utilizar en España y que ya está prohibido en Francia: el fracking o fractura hidraúlica. Como bien sabemos, gracias al trabajo de varias plataformas (Cantabria, Álava, etc.) o de documentales como Gas Land, esta técnica supone graves riesgos de contaminación del agua y del aire, de aumento del efecto invernadero así como de escapes de gas, terremotos locales y utilización masiva de químicos.

El gobierno argentino, siguiendo los pasos de otros gobiernos de América Latina como Brasil, inscribe su acción dentro del llamado extractivismo (de petróleo, gas, materias primas, etc.), particularmente agresivo con el medio ambiente y los pueblos originarios. Esta “izquierda marrón”, como la ha denominado Eduardo Gudynas, construye su estrategia de desarrollo y legitimidad a través de una apropiación brutal de los recursos naturales, su exportación en los mercados globales, con la redistribución in fine de parte de las riquezas mediante un Estado fuerte. Sin embargo, esta visión que, al fin y al cabo se parece bastante a la construcción histórica de nuestros Estados de Bienestar en el Norte, no se sostiene a largo plazo y aún menos de cara a la crisis climática y energética actual. Por experiencia y desde una perspectiva de justicia ambiental, no supone diferencia apreciable quién posea los medios de producción, si al mismo tiempo el proceso de producción en sí —ya sea público, privado o mixto— se fundamenta en suprimir las bases de su propia existencia. Como lo demuestra el pulso entre la izquierda progresista y extractivista en el poder institucional con los movimientos ecologistas, sociales e indígenas que reclaman otro modelo de desarrollo desde abajo y respetuoso de la Pacha Mama, constatamos que soberanía (estatal) y buen vivir (de las comunidades) no son por esencia sinónimos.

Más que nunca, la prosperidad, es decir nuestra capacidad de vivir felices dentro de los límites ecológicos del planeta, está entre la pared española del neocolonialismo neoliberal y la espada argentina del nacional-productivismo. Para salir de este callejón sin salida, tanto Argentina como España tendrán que emprender una transición pronunciada hacia una sociedad post-fosilista, plantear una “revolución energética” (según Greenpeace) o “caminar hacia un nuevo modelo energético sostenible y que no sea perjudicial para nuestro planeta y dejar atrás los conflictos comerciales y guerras por el oro negro, un recurso escaso y muy contaminante” (según Equo). Esta transformación socio-ecológica se basará, entre otras cosas, en dejar el oro negro y otros gases no convencionales en el subsuelo (como lo propone el proyecto Yasuní en Ecuador), reducir drásticamente nuestros consumos y huellas ecológicas, invertir en energías renovables, cambiar los patrones de producción (hacia la agroecología, ecología industrial, etc.), reruralizar y adaptar nuestras ciudades (véase las iniciativas en transición), y relocalizar urgentemente la economía para que sea baja en carbono, resiliente y gestionada democráticamente desde abajo. No es una cuestión de patriotismo: es una cuestión de supervivencia civilizada de la humanidad.

Crédito imagen: hormiga verde.

Repost del blog de mi compañero de EQUO Florent Marcellesi

18 abril 2012 Posted by | Calentamiento global, Cambio Climático, Climate Change, desarrollo sostenible, Ecología, Global warming, Medio Ambiente | 1 Comentario

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.180 seguidores